Menu
Convoca Podemos Mover a Chiapas a  ayudar a damnificados por las lluvias

Convoca Podemos Mover a Chiapas a …

* En la zona de Pichucalc...

PRI,  como en  tortillería

PRI, como en tortillería

· Largas filas de aspiran...

Así va la  restauración  del museo de SC

Así va la restauración del museo …

Primera Edición. - Tuxtl...

Explotando a  asalariados tiene  casa en el mar

Explotando a asalariados tiene ca…

Redacción (Suceso Chiapas...

Manuel Velasco:  radiografía de un líder

Manuel Velasco: radiografía de un …

  Mario Caballero/Primer...

Tiene UNICACH vínculos  internacionales: Rector

Tiene UNICACH vínculos internacion…

Primera Edición. - Tuxtl...

No están solas, afirma el  alcalde a mujeres tuxtlecas

No están solas, afirma el alcalde …

· Castigos más severos y ...

Tras sismo, transparencia  en la reconstrucción: Velasco

Tras sismo, transparencia en la re…

· Se reúne el mandatario ...

Mujeres líderes de San Cristóbal ofrecen Comida de Unidad a Enoc Hernández

Mujeres líderes de San Cristóbal of…

* Mi mayor compromiso es ...

Podemos Mover a Chiapas ratifica  a Enoc Hernández para Gobernador

Podemos Mover a Chiapas ratifica a…

* La Comisión Política Es...

Prev Next

SÓLO PARA ENTERADOS Destacado

SÓLO PARA ENTERADOS

Húbert Ochoa (Twitter: @huberochoa)

· LA PANDILLA AMENAZA

· ENOC, RUMBO A PALACIO DE GOBIERNO

Esperanza Martínez Hernández es una jefa de familia que del carácter sacó fortalezas para soportar la tragedia.

Madre de seis hijos enviudó cuando Alfredo, el chunco, apenas iba a la primaria y entonces supo que el futuro sería más difícil por el rol de padre y madre que le tocaría desempeñar en medio de la pobreza.

El domingo 09 de octubre de 2005 la señora Pelancha, como la conocen sus vecinos, tuvo un presentimiento terriblemente aciago.

Evoca: “No sé, algo malo pasó por mi mente. Tenía una sensación de miedo, mucha angustia, que no comuniqué a mis hijos para no alarmarlos”.

El desasosiego que invadía a Pelancha, originaria de Tonalá, pero radicada en Tapachula a partir de su niñez porque los padres decidieron ir en busca de mejor vida, no era fortuito sino provocado por la amenaza que significaban las intensas lluvias que abatían a la región.

No era normal ver llover de esa manera, a pesar de que, en la Costa y el Soconusco sus habitantes están acostumbrados al calor y a los aguaceros.

Por la noche de ese día, la señora Martínez reunió a la familia en la vivienda construida a unas calles del Coatán, el río que atraviesa la ciudad de Tapachula, las vías del ferrocarril y docenas de colonias que se fueron construyendo en un escenario de contrastes: es decir, entre las perspectivas halagüeñas de sus moradores, la insensibilidad del gobierno y la inopia que como un flagelo vapulea a los países en vías de desarrollo.

El macabro augurio se cumplió. Encabezando a los hijos, Esperanza tuvo tiempo de abandonar la casa y presenciar, mojada por las copiosas lluvias y atemorizada por la bravura del río Coatán, cómo su único patrimonio se venía abajo y en pocos minutos era reducido a lodo, a escombros. A nada.

-MALDITA OMISIÓN-

Esperanza sufrió un doloroso trance que la marcó por siempre. Como ella, miles de familias perdieron sus propiedades (y los menos afortunados, la vida) víctimas del huracán Stan que zarandeó a Chiapas a finales de ese apocalíptico 2005 y que también, por si fuera poco, incubó otro fenómeno: el de la rapiña gubernamental.

Hay firmes sospechas de que los dineros destinados para la reconstrucción pararon en las cuentas bancarias de los colaboradores de esa administración, la del Torquemada Salazar.

¿Pudo evitarse una desgracia de esas dimensiones? ¿Qué ocurrió en realidad? Si bien es imposible vencer la fuerza de la naturaleza ni mucho menos combatir los designios del Todopoderoso, el

violento golpe que causó Stan en la Costa y Soconusco de Chiapas era posible atemperarse, suavizarse, recurriendo a una acción tan práctica, pero de efectos infalibles: la prevención.

Informes de prensa revelan cómo el gobierno de Chiapas fue avisado en tiempo de la furia de Stan que a su paso por El Salvador y Guatemala dejó una estela de muerte y orfandad.

La mañana del 2 de octubre de 2005, funcionarios del gabinete recibieron el aviso de que Stan tocaría suelo chiapaneco con vientos de hasta 120 kilómetros por hora y les recomendaron lanzar la alerta a la población y tomar medidas necesarias para menguar el colofón de las lluvias.

El entramado oficial habría soslayado la advertencia del Centro Nacional de Huracanes y del Sistema Nacional de Protección Civil, no obstante la gravedad del mensaje y de que aquí, en Tapachula, decenas de asentamientos humanos ya se encontraban anegados porque llovía desde una semana atrás.

Las consecuencias resultaron desastrosas: Sólo la crecida del río Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala, provocó la inundación de una tercera parte del área urbana del territorio (10 de 35 colonias), donde más de 20 mil personas tuvieron que buscar refugio en diferentes albergues.

Las corrientes de al menos 12 ríos en Chiapas arrasaron con lo que encontraron a su paso, derribando casas, árboles, postes y puentes de más de 20 metros de altura.

A la lamentable pérdida de vidas humanas y la desolación entre los miles de damnificados se sumó la destrucción de la economía regional, pues se siniestró el equivalente al 15 por ciento del Producto Interno Bruto, todo a consecuencia de una artera negligencia gubernamental.

Si bien la memoria colectiva no olvida, hoy la camarilla amenaza con regresar y pretende tomar por asalto el poder en 2018. Qué cinismo.

MONSTRUOSO

El 31 de enero de 2009, el Consejo de Damnificados de Stan anunció haber notificado a la Auditoria Superior de la Federación un monstruoso fraude cometido con los fondos que envió la Federación para reconstruir la faja destruida.

También se anexaron las contribuciones de grupos internacionales altruistas que, preocupadas por la magnitud de lo ocurrido y del dolor de las familias, se dieron a la tarea de recaudar capitales para enviarlos, sin condicionamientos ni restricciones, al gobierno de Salazar.

Hasta hoy, todavía no se sabe a dónde fue a parar el millón de dólares aportado por el actor estadounidense Mel Gibson para ayudar a los damnificados.

El luchador social Carlos Tapia Ramírez calcula que el presunto atraco asciende a 14 mil millones de pesos, por eso no quita el dedo del renglón para que a Salazar se le enjuicie penalmente y sea devuelto a la cárcel.

Salazar Mendiguchía ha presentado su registro como candidato independiente al Senado. Por otro lado, uno de sus principales lugartenientes, Rubén Velázquez López, hace lo propio con miras a la gubernatura de Chiapas. –

Pero el regordete Tapia Ramírez advierte: “La participación de Pablo en el proceso electoral es fraudulenta y violenta los derechos humanos de las víctimas; no puede ser candidato mientras no enfrente a la justicia por este hecho (Stan) y por la muerte de más 30 bebés en Comitán, que lo tienen sujeto a una investigación por homicidio culposo”.

El 5 de agosto de 2013, en el programa de Carmen Aristegui, periodista consentida en su sexenio, Salazar no tuvo empacho en declarar que su liberación de El Amate fue producto de un pacto político con su Frankenstein Juan Sabines Guerrero. –

Su hijo Pablo sirvió de recadero entre Sabines y él y el político priista Pedro Joaquín Codwell fue intermediario. Es decir, Salazar no está libre por orden de un juez, sino por un acuerdo antijurídico con quien le sucedió en el gobierno estatal. –

Se cree que el Torquemada tiene abiertas 10 averiguaciones previas en la PGR. Veremos cuál es el desenlace de este ácido affaire.

NORTES

ANTE el júbilo de miles de simpatizantes, Enoc Hernández Cruz se registró como precandidato al gobierno de Chiapas encabezando al partido Mover a Chiapas. Como nadie, Enoc conoce palmo a palmo el territorio chiapaneco y, sin duda, es la mejor propuesta que vemos en el contexto político. ¿Quién levanta la mano para competir con él? No le saquen…ES TODO.

Deja un comentario

Primera Edicion Chiapas no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Primera Edicion Chiapas se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

volver arriba
Info for bonus Review bet365 here.